El talento y el conocimiento son conceptos diferentes que se relacionan de muchas maneras. Si quieres llevar la gestión humana de forma competitiva en tu empresa.

Para aumentar la competitividad de tu empresa debes apostar por desarrollar la gestión del talento y la gestión del conocimiento. También es importante que sepas la diferencia, para esto te recomendamos que sigas leyendo el artículo.

Diferencias entre el conocimiento y el talento

El talento se define como un conjunto de destrezas, habilidades y aptitudes que se enfocan en hacer una tarea en específico. El talento es algo especial, se podría decir que nacemos con él, también puede ejercitarse y fortalecerse.

Es necesario que las destrezas, las habilidades y las aptitudes que conforman el talento se desarrollen con el apoyo de diferentes herramientas y recursos. También pueden desarrollarse a través de la formación continua y la capacitación.

Por el otro lado, el conocimiento se relaciona con la capacidad de análisis, comprensión, visión y experiencia sobre un cierto tipo de técnica o un campo de estudio específico. No hay que confundir el conocimiento con información y datos. El conocimiento es la capacidad de analizar argumentos y obtener conclusiones sobre una situación determinada, por ejemplo, la gestión de una empresa.

El conocimiento es una parte importante del capital conceptual de las empresas porque a partir de la capacidad de análisis pueden desarrollar un método característico, lo cual incrementa tu capital.

¿Cómo complementar el talento y el conocimiento?

Ya hemos explicado qué es el talento y qué es el conocimiento. Ambos pueden complementarse de manera que el talento sea una habilidad que sirva para crear y gestionar conocimiento. El conocimiento en el ámbito empresarial puede gestionarse desde el ámbito humano, material o conceptual; siempre y cuando sea apoyado por el desarrollo de una destreza, habilidad o aptitud. Es decir, los conocimientos se incrementan por medio del talento.

Si bien el talento es algo con lo que se nace, el conocimiento lo complementa. Para las empresas convierte la gestión del talento en un paso previo a la gestión del conocimiento.

Entonces, hay que destinar todos los recursos y herramientas necesarias para gestionar el talento de tu personal. Una vez que esto ha sucedido la gestión del conocimiento se convertirá en una etapa más fácil de abordar, así desarrollarás el área de desempeño de tu empresa.

Es necesario elaborar un plan empresarial enfocado al desarrollo de la gestión humana enfocado en complementar el talento con el conocimiento. Elaborar este plan generará mayor valor para tu empresa y la posicionará comercialmente.

Flujo de la gestión del conocimiento empresarial

Priorizando y potencializando la gestión del talento pondrá en acción la gestión del conocimiento. Al elaborar el plan empresarial de la gestión humana verás que es necesario trascender el plano conceptual y teórico para llevarlo a su aplicación en la práctica. Debes gestionar un proceso útil y viable a partir de las necesidades de tu empresa.

Tener claro lo anterior permitirá que la gestión del conocimiento ocurra de forma planeada, sin tropiezos. Fomentar un clima laboral que permita desarrollar la creatividad, innovación, libertad y participación en tu equipo de trabajo repercutirá en la evolución y desarrollo de tu empresa.

 

 

 

Author: semyde